GRADOS DE SEVERIDAD EN HEMOFILIA

 

La severidad describe cuán serio es el problema. El nivel de la severidad depende de la cantidad de factor de  coagulación que falta en la sangre de la persona.

 

Muchas personas con hemofilia severa padecen de hemorragias frecuentes en músculos o articulaciones. Sin tratamiento preventivo, pueden sangrar una o dos veces por semana. La hemorragia es con frecuencia espontánea, lo que quiere decir que ocurre sin causa aparente.

 

Las personas con hemofilia moderada padecen hemorragias con menos frecuencia, sobre una vez al mes. Pueden sangrar durante mucho tiempo tras una cirugía, una lesión seria, o procedimientos odontológicos. Rara vez, sangran sin que haya un motivo claro.

 

Las personas con hemofilia leve por lo general sólo sufren de hemorragias a consecuencia de cirugías o lesiones graves. Podrían nunca llegar a tener un problema de sangrado.

 natalidad), dispositivos intrauterinos (DIU), o fármacos antifibrinolíticos.




Derechos Reservados © 2015